lunes, 6 de abril de 2009

OTRA VEZ EL CALENTAMIENTO GLOBAL... PELIGRA LA BARRERA DE WILKINS




De acuerdo al matutino La Nación, "... el puente de hielo que mantuvo la barrera antártica Wilkins en su lugar durante cientos de años finalmente se quebró anteayer y el colapso anticipa más derretimiento de hielos por el cambio climático...".
Una larga banda de hielo de 40 km que unía la barrera al continente se quebró en su punto más angosto, que medía alrededor de 500 metros de ancho. Ese mismo "puente de hielo" tenía, en 1950, unos 100 Kilómetros.


Una pléyade de enormes icebergs planos quedaron como testimonio de la ruptura, sobre el mar: ahora, la previsión es que el hielo de la barrera Wilkins se funda.
El diario afirma que "...las temperaturas en la Península Antártica [...] se han elevado alrededor de tres grados Celsius en los últimos 50 años. Es el calentamiento más acelerado del hemisferio sur...".
Científicos británicos aclararon que este derretimiento no tendrá una influencia directa en el aumento del nivel de los mares, aunque por otra parte subrayan desde el diario que "... en el último medio siglo, otras nueve barreras han retrocedido o colapsado alrededor de la Península Antártica, frecuentemente en forma abrupta, como la de Larsen A, en 1995, o la de Larsen B, más al Norte, en 2002. Esta tendencia se atribuye al cambio climático producido por el creciente contenido de los gases de invernadero de la atmósfera...".
Según afirmó en un comunicado el secretario del Interior de los Estados Unidos, Ken Salazar (país reticente a la rúbrica del Protocolo de Kyoto), "... el rápido derretimiento de los glaciares también muestra los profundos efectos que está sufriendo nuestro planeta, más rápidamente de lo que se creía...". Pues que se apuren, pues los mercados y la crisis financiera pueden dar respiro, pero creo que la Naturaleza no.
"Este continuado y significativo derretimiento de los glaciares es una llamada de alarma que nos advierte que el cambio está sucediendo... y que tenemos que estar preparados", coincidió la glacióloga Jane Ferrigno, que condujo el estudio antártico.
"La Antártida provoca un especial interés porque tiene alrededor del 91% del volumen de los glaciares de la Tierra, y el cambio en cualquier parte de la cubierta helada plantea amenazas para la sociedad", agregó. Desde aquí agregamos también que ese porcentaje implica "agua dulce" que se pierde... considerando que gran parte de la Humanidad carece de ese insumo vital.
La barrera Wilkins cubría un área de 16.000 km2, aproximadamente el tamaño de Irlanda del Norte. Después de mantenerse estable durante la mayor parte del último siglo, empezó a retraerse en los años noventa. En 1998, 1000 km2 se perdieron en unos pocos meses.
El colapso final comenzó hace alrededor de un año, cuando un gran iceberg se desprendió del frente austral de la barrera. Imágenes procesadas por el Servicio Antártico Norteamericano mostraron que el borde de la barrera comenzaba a desintegrarse siguiendo un patrón característico del derretimiento causado por el calentamiento.


Fuentes cartográficas y fotográficas: British Antarctic Survey
Publicar un comentario