domingo, 30 de agosto de 2009

Desafíos de la Educación Secundaria en América Latina... una lectura desde el PREAL


El Programa de Promoción de la Reforma Educativa para América Latina y el Caribe ha publicado en línea unos boletines, Sinopsis, en los que se extractan unos puntos a modo de desafíos, pertenecientes al texto de Germán Rama... sería bueno leerlos y observar en qué medida rozan nuestras concepciones e incluyen a la Geografía como disciplina escolar...


  • Concebir la educación secundaria en el marco de la equidad es nuestro problema actual: es necesario evitar la tentación populista de “promover a todos” por la mera entrega de “cartones” o certificados. Asegurar calidad educativa para todos es la mejor forma de democracia, porque es la calidad la que determina la diferencia en los resultados académicos, y no un certificado o “cartón”. Tampoco puede plantearse como la “gran alternativa” que todos alcancen los doce años de educación, pues con ello se determinaría que aquellos que no los tienen quedaran fuertemente discriminados. Primero es necesario consolidar el primer ciclo de educación secundaria.

  • En el camino hacia una educación secundaria común de calidad, es necesario atender algunos desafíos internos relacionados con el nuevo alumnado: hay que considerar, por una parte, que el sector popular llega con dos y tres años de retraso a los grados pertinentes en secundaria y, por otra, que el estudiantado constituye una representación de la sociedad con toda su heterogeneidad; ya no está conformado por el grupo de los “herederos” de una cultura superior. Sin embargo, el modelo de la educación secundaria supuso docentes especialistas en determinados contenidos, y alumnos capaces de realizar por sí mismos la interrelación de los diferentes conocimientos. Esto no lo pueden realizar los jóvenes que no cuentan con un ambiente cultural de sostén. Hay que reconvertir la educación secundaria para enfrentar este desafío y procurar que este tramo educativo se constituya en un espacio integrador.

  • Se requieren esfuerzos por avanzar en el uso de tecnologías de la información y enseñanza de idiomas: incorporar a los alumnos en el uso de los instrumentos informáticos y trabajar con ellos en la esfera pedagógica deben constituir esfuerzos indispensables que nuestros países tienen que emprender. Por otra parte, la necesidad de conocer distintas lenguas es una de las marcas diferenciadoras importantes utilizadas por el mercado de empleo, pero todavía nuestros sistemas no cuentan con bachilleratos de idiomas.

  • En un mundo globalizado, los primeros que tienen que ser globalizados son los educadores y la educación: esto se relaciona necesariamente con la evaluación de los conocimientos adquiridos. Resulta prioritario conocer qué es lo que los estudiantes aprenden al término de nueve o diez años de escolarización. Debemos conocer nuestros niveles de eficiencia (o ineficiencia) pedagógica para mejorar las unidades educativas de bajo nivel. Docentes y estudiantes deben realizar autoevaluaciones y participar en evaluaciones colectivas.

  • La formación docente constituye una de las asignaturas pendientes dentro de la región: en los últimos diez años, la matrícula de la educación secundaria de la región aumentó un 40%, pero no hubo sistemas proporcionales relacionados con la formación de profesores. En muchos casos, la formación docente al nivel universitario se fue alejando de la relación necesaria con el trabajo práctico de aula. Por su parte, los caminos de descentralización de la formación de docentes no han sido exitosos en América Latina: ha dejado una proliferación de instituciones funcionando, con grandes diferencias entre sí, lo cual evidencia importantes desigualdades en la formación de base.
Para pensarlo... acuerdo con algunas, disiento mucha con otras... y algunas parece calcadas de un discurso que ya oímos. Sería bueno que opinen...

Publicar un comentario