lunes, 3 de octubre de 2011

¿Otro "agujero" de ozono?

Infobae refleja una información de la revista Nature, según la cual la capa de ozono estratosférica se habría reducido en torno al Ártico.

De acuerdo a la noticia, "...las bajas temperaturas podrían haber activado los químicos que destruyen la capa que nos protege de los rayos ultravioleta, según un grupo de científicos. Hacia el extremo sur, en la Antártida, el daño atmosférico es mayor.
Los expertos alertan que se perdió el 80 por ciento del ozono que se ubica 20 kilómetros por encima del suelo ártico. La explicación estaría en que las bajas temperaturas en los estratos más altos de la atmósfera duraron más tiempo que lo usual y eso aceleró el efecto de los químicos que destruyen el ozono.
La investigación que reporta la formación en el polo ártico de un agujero en la capa de ozono, fundamental para proteger de la radiación social, fue publicada por la revista científica Nature. De acuerdo con el artículo, no es posible predecir si tales pérdidas se producirán de nuevo antes de que la capa se regenere."Los inviernos en la estratosfera ártica son muy variables: algunos son cálidos, otros más fríos. Sin embargo, en las últimas décadas, se registraron cada vez más helados", explica la especialista integrante del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la Nasa, Michelle Santee."Debido a esta tendencia y a la alta variabilidad, anticipamos que vendrán inviernos en los que las temperaturas bajarán aún más. Si ello ocurre y los niveles de cloro se encuentran altos, habrá más pérdidas graves de ozono", advirtió.Los químicos que destruyen el ozono se originan en sustancias como los cloroflurocarbonatos (CFC), usados a principios del siglo pasado para refrigeradores y extintores de incendios. Los efectos destructivos de estos productos fueron detectados primero en la Antártida, donde en cada invierno aumentan las pérdidas de ozono y crece un agujero en la capa.La diferencia entre un polo y otro es que en la estratósfera del Ártico las temperaturas no suelen bajar tanto como en la Antártida, indica el portal de la BBC. Este año, según se registra desde abril, el aire se mantuvo más frío por un largo tiempo, lo que produjo el efecto nocivo sobre la capa..."










Publicar un comentario