martes, 16 de septiembre de 2014

Sobre los cambios en el régimen académico de alumnos en la escuela primaria...

Declaración del Claustro de Graduados de Ciencias de la Educación - Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación - UNL
Declaración del Claustro de Graduados de Ciencias de la Educación - Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación - UNLP

Ante la construcción mediática realizada en los últimos días por algunos medios de comunicación y por algunos opinadores sobre el Régimen Académico de Primaria, el claustro de graduados en Ciencias de la Educación de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UNLP expresa su apoyo a la norma y repudia las declaraciones que abonan a la confusión, el desánimo y la desinformación de nuestra ciudadanía

El Régimen Académico aprobado -en julio de este año- para el nivel Primario de la provincia de Buenos Aires, es una norma que regula las trayectorias educativas de niñas y niños, entendiéndolos como sujetos de derecho y propiciando el recorrido por el nivel primario desde una mirada integral y no estanca. Concibe la posición de los adultos docentes - desde el lugar institucional que ocupen- como co-responsables de la articulación pedagógica, entendida ésta, como la construcción de una trama que permite propiciar condiciones de enseñanza y evaluación que generen continuidad en los procesos de aprendizaje.

Desde el punto de vista conceptual esta norma se asienta en los principios de obligatoriedad escolar, inclusión con aprendizaje y promoción y protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes vigentes en las Leyes de Educación Nacional (26.206) y Provincial (13.688) y en lo tratados internacionales de protección y respeto por los derechos humanos.

Se trata de un documento que recupera las mejores tradiciones pedagógicas y plantea aspectos innovadores sumamente interesantes en lo relativo a la inscripción, asistencia, evaluación, acreditación, calificación, promoción, movilidad, egreso de los niños y niñas en el nivel primario, así como en la organización de las instituciones, su convivencia y comunicación.
Algunas cuestiones a resaltar:

Establece la realización de un “pase administrativo” entre niveles para asegurar la trayectoria de los estudiantes. Y al mismo tiempo establece la necesaria articulación pedagógica entre niveles buscando garantizar prácticas compartidas en torno a la manera de atender las trayectorias escolares de los alumnos, a las perspectivas de enseñanza, a la progresión de los contenidos de las distintas áreas curriculares, a los criterios de evaluación.
En las prioridades para la inscripción, agrega hermanos o convivientes, incorporando otras estructuras familiares.
En caso de ingreso tardío o reingreso, se considera la posibilidad de inscripción de los alumnos según su edad y no según los años de escolaridad realizados.
Sugiere agrupamientos con otros criterios que no sean sólo por edad o año de escolaridad, pensando en que los niños aprenden de diferentes modos y en distintos tiempos.
Concibe a los espacios de evaluación como instancias de reconocimiento de los progresos de los niños y de identificación de lo que falta aprender.
Destacamos también que la aprobación de la nueva normativa contó con el aval por unanimidad de las representaciones docentes en el Consejo de Educación órgano de definición de las políticas educativas provinciales lo que evidencia el trabajo colectivo que la respalda.

Finalmente, expresamos el compromiso que nos cabe a los educadores y pedagogos en la implementación de una normativa que requiere de un fuerte compromiso cotidiano en pos de la inclusión como parte de procesos políticos de largo alcance.
Publicar un comentario